¿Qué es la carta de intenciones?

Se denomina carta de intención a los documentos que tienen como función describir un acuerdo entre dos o más partes. Esta carta debe contener los compromisos que posteriormente se pueden formalizar con un contrato legal. Este documento es un acuerdo no obligatorio, deben firmarlo todas las partes participantes y se puede conocer también como memorándum de entendimiento.

Si bien, las cartas de intención se parecen a los contratos legales escritos, no suelen ser vinculantes en su totalidad para ninguno de los participantes. Sin embargo, la mayoría de las cartas de intenciones tienen resoluciones que son de carácter obligatorio como por ejemplo, no divulgar lo ahí establecido. También suelen ser obligatorios los actos de buena fe y la disposición de derechos exclusivos para negociar en el futuro.

Se pueden conocer también como listas de condiciones u hojas de debates. Si bien, cada uno de estos términos alude a documentos distintos, las diferencias entre ellos son de carácter formal. Esto quiere decir que la diferencia suele ser de costumbres de negocios o tienen una redacción diferente. La diferencia, por lo tanto, no es de sustancia en cuanto a que todos buscan el mismo objetivo.

¿Para qué se suele usar una carta de intenciones?

Las cartas de intenciones tienen múltiples usos entre los que destacan:

  • Academia: En este ámbito pueden formar parte de procesos de solicitud formal para ciertas actividades de carácter académico. En estos temas se les suele conocer como declaraciones de propósito y en algunos casos se conoce como solicitudes de ensayo.
  • Educación: En algunos países se pueden usar como medio de comunicación entre escuelas secundarias o superiores entre los atletas y colegios de importancia o universidades. En pocas palabras son usadas para becas, especialmente de carácter deportivo.
  • Escuelas: Las administraciones escolares a menudo usan las cartas de intenciones para crear diferentes organismos dentro de la escuela tales como los clubes o las materias extra.
  • Personas con discapacidad: suelen ser usadas como documentos en donde se describe la historia de discapacidad de una persona, desde niños hasta ancianos. En ellas se debe decir la situación actual que presentan y dónde se ubican todos los documentos pertinentes de la persona. En caso de sufrir un percance mortal, los tribunales pueden usar una carta de intención para entender la voluntad de sus familiares.

¿Qué propósito tiene una carta de intenciones?

Estos documentos tienen por finalidad aclarar puntos clave que presenten una operación compleja a conveniencia de todas las partes. Pueden declarar de manera oficial todo lo que las partes se encuentren negociando o plasmar propuestas fusionadas. Su uso es muy común para proporcionar garantías en caso de que cualquier acuerdo llegado entre ambas partes sea roto durante la negociación.

En pocas palabras las cartas de intención, como su nombre indica, plasman las intenciones de todas las partes vinculadas para hacer un acuerdo escrito que organice la información. Si bien, todos los vinculados en la carta deben firmar para estar de acuerdo con lo plasmado, si se quiere legalizar cada uno de los puntos será necesario crear un contrato legal.

Consulte a un bufete especializado de abogados en Valencia

Ante cualquier duda que tengas sobre este tema, consulta a nuestros abogados en Valencia.