Mediación familiar Valencia

¿En qué consiste el procedimiento de mediación familiar en Valencia? Se trata de un proceso por el cual los cónyuges se comprometen voluntariamente a llegar a una serie de acuerdos, fijando así las normas por las que se va a regir su divorcio o separación. Esa voluntad de la pareja deberá aparecer más tarde reflejada en un contrato que deberán firmar los dos involucrados. Conscientes de lo realmente complicado que es conseguir que dos personas que han decidido poner punto y final a su matrimonio lleguen a un consenso, en la fase de negociación contará, si así lo desea, con la experiencia de uno de nuestros abogados matrimonialistas en Valencia, quien será el encargado de allanar el camino para encontrar una serie de puntos en común, sobre todo cuando hay menores.

En el bufete Abogados Valencia encontrará a expertos letrados y abogados de familia en Valencia que trabajan codo con codo con notarios, procuradores, peritos… con el objetivo de ofrecer un servicio integral y una atención 100% cercana y personalizada. Ningún caso se igual al anterior y lo que preocupa a unos para otros, quizás, no tiene la misma importancia. Saber escuchar las inquietudes de nuestros clientes y lo que buscan acudiendo a nosotros es clave para poder brindarles una defensa a medida.

Especialistas en mediación familiar en Valencia: ventajas

Gracias a estos procesos diseñados para la resolución de conflictos se pone fin a las diferencias entre cónyuges y se evita llegar a juicio, obteniendo como resultado un divorcio menos traumático, sin necesidad de que esté se alargue en el tiempo. Lo que su a vez se traduce en un menor coste económico. Además, mantener el diálogo con la expareja es fundamental para garantizar el bienestar de los hijos, en el caso de que existan.

Desde Abogados Valencia creemos que es mejor que uno mismo decida sobre los términos de su separación o divorcio y que no sea otro, el juez, el que lo haga.
Derecho familiar y matrimonial

Cuando se trata de ejercer la mediación en Valencia en conflictos familiares con consecuencias legales, la labor especializada y autorizada que desarrollamos en nuestro despacho le abre la posibilidad de contar con un servicio útil que puede marcar la diferencia a la hora de alcanzar una resolución que satisfaga a las distintas partes, que evite mayores desencuentros y permita restablecer en la medida de lo posible la normalidad. Hablamos de situaciones que pueden alcanzar una gran tensión y resultar desagradables para las personas implicadas, y por eso merece la pena apostar por una intervención externa que ayude a encauzar las cosas y alcanzar soluciones.

En la mayoría de los conflictos existentes entre distintas partes existen dos caminos posibles: la vía contenciosa o la vía de la mediación. Como norma general siempre deberemos poder decir que la vía contenciosa debe de ser el último recurso cuando todas las demás vías han fracasado.

La mediación aplica en múltiples ámbitos, aplica en el ámbito de las relaciones laborales, en el ámbito de las relaciones con consumidores y usuarios, y muchos otros ejemplos que se podrían poner, pero no todo el mundo conoce que existe la mediación familiar.

Centro de mediación familiar en Valencia

¿Por qué elegirnos a nosotros para mediar en conflictos en Valencia? Tenga en cuenta que en Abogados Valencia puede encontrar siempre el bufete en el que confiar cuando se trate de contar con la asistencia de un buen abogado de divorcio en Valencia o con juristas especializados en herencias. Por ello mismo, en el seno de nuestro despacho tendrá ocasión de ponerse en manos de profesionales con un bagaje apropiado para mediar en esas delicadas cuestiones que afectan a la familia y cuyas ramificaciones requieren de un profundo conocimiento de la legislación.

Mediación en Valencia para asuntos familiares

Ante la aparición de dificultades relativas a los términos de disolución del matrimonio, la custodia posterior al divorcio, los conflictos intergeneracionales, las empresas familiares o la repartición de una herencia, es importante tomar medidas que faciliten una salida a los problemas, lo cual implicará afrontarlos de manera directa, sin eludir su carga emocional. Nosotros intervenimos en estos casos partiendo de los principios imprescindibles para el acto de mediación, incluyendo la imparcialidad, la neutralidad y la confidencialidad. Confíe en este equipo de abogados en Valencia capital que ha demostrado su capacidad para aportar una labor positiva en estas situaciones que tanto lo requieren.

La oportunidad de la mediación familiar

La mediación familiar es el camino previo, es el intento de reconducir y solucionar una solución antes de que sea demasiado tarde y se produzca una rotura definitiva.

Quizás muchas personas no la conozcan por nuestros lares (en realidad la mediación familiar es una opción muy poco escogida aún porcentualmente por gran parte de la población española en concreto y europea en general), pero en otras zonas como, por ejemplo, los Estados Unidos de América la mediación familiar es una realidad consolidada y que aporta muy buenos resultados.

Cuando se habla de mediación familiar habitualmente se está hablando de aquel proceso de mediación voluntario (o impuesto por un juez antes de resolver un proceso de separación o divorcio por vía contenciosa) para intentar que una pareja solucione sus problemas antes de que se produzca una ruptura definitiva.

Mediación para parejas

Bien sea por falta de comunicación entre las partes, bien sea por el inexorable paso del tiempo, bien sea por el peso de la rutina o bien sea por una mezcla de todas las anteriores cuestiones o de cualquier otra que se podría mencionar, la verdad es que muchos matrimonios ven sus relaciones denigrarse con el tiempo y aquellas parejas que parecían solidas como una roca años atrás terminan deshaciéndose como un azucarillo entre los dedos.

Por supuesto, ni todos los conflictos de pareja pueden ser resueltos ni todos los conflictos de pareja pueden ni deben de ser sometidos a mediación familiar (por ejemplo en el caso en el cual exista un caso de violencia doméstica ni corresponde hablar de mediación alguna, corresponderá hablar de la aplicación taxativa del Código Penal y punto), pero sin ningún tipo de lugar a duda si existe alguna opción u oportunidad a explorar mediante la mediación familiar antes de proceder a una ruptura definitiva siempre podrá ser una buena opción.

Y es que siempre se estará a tiempo de recurrir a la vía contenciosa para proceder a una separación o divorcio que no se haya podido resolver mediante la mediación familiar y que incluso no haya sido posible, una vez fracasados todos los intentos, de negociar de una forma amistosa y acordada.

En otras palabras, la situación de una pareja en descomposición se podría desgranar en la siguiente cadena de pasos: comunicación privada de la pareja, mediación familiar y solución de los problemas o en caso contrario inicio de un proceso de divorcio, a poder ser amistoso y de no poder ser amistoso pues entonces aplicará un divorcio por la vía contenciosa.