Suspensiones de contrato

Suspensión de obras en la construcción

La señorita Obi trabajaba con un contrato de cero horas desde diciembre de 2015, y en marzo de 2016 fue suspendida sin sueldo a la espera de una investigación disciplinaria sobre un altercado en el trabajo. Antes de su suspensión había estado trabajando una media de 15,5 horas semanales. Tras su suspensión en marzo no se le ofreció ningún turno hasta diciembre de 2016, y nunca se celebró ninguna audiencia disciplinaria. La empleada presentó una reclamación en mayo de 2016, en la que se quejaba de que su suspensión había sido sin sueldo. Asistió a una reunión de reclamación en junio.

No ocurrió nada más en relación con la investigación disciplinaria o su reclamación, y en agosto de 2016 comenzó un nuevo trabajo a tiempo completo en otro lugar sin comunicárselo a la empresa. En diciembre de 2016, cuando se le volvieron a ofrecer turnos, la Srta. Obi respondió que estaba dispuesta a volver a trabajar siempre que se le pagaran las cantidades pendientes desde su suspensión en marzo. La Srta. Obi presentó una demanda ante el tribunal laboral por deducción no autorizada de salarios.

¿Puede un contratista rescindir un contrato

Posteriormente, el 7 de abril de 2020, el Ministerio de Trabajo emitió la circular 14676/253/2020, revocando la autorización que anteriormente se concedía a las empresas-empleadores que implicaba la facultad de suspender a sus empleados por razones de emergencia. (es decir, razones de interés público). La medida puede aplicarse en caso de cierre como consecuencia de una decisión estatal o a otras empresas del sector y sólo para cubrir necesidades extraordinarias, urgentes y no aplazadas por razones de interés público, o para cubrir necesidades empresariales extraordinarias y no aplazadas en general. Durante el periodo de suspensión, la retribución del trabajador corrió a cargo del empresario.

Las empresas que se hayan visto afectadas económicamente según sus Números de Código de Actividad (NCA), o cuyo funcionamiento haya sido suspendido en virtud de una decisión estatal, pueden suspender los contratos de trabajo de una parte o de la totalidad de la plantilla durante un periodo ininterrumpido de 45 días, al tiempo que se prohíbe el despido de los empleados. La lista de ACN es dinámica y pueden incluirse más ACN. Si se produce un despido -independientemente de si ese despido afecta a un empleado cuyo empleo ha sido suspendido- se considerará nulo y sin efecto. La suspensión de los contratos de trabajo podrá aplicarse hasta un (1) mes a partir del 20 de marzo de 2020, con posibilidad de prórroga previa decisión conjunta de los Ministros de Hacienda y de Trabajo y Asuntos Sociales, teniendo en cuenta la evolución de la crisis.

Suspensión para mayor comodidad

La suspensión de un contrato es el cese temporal de su ejecución. No es lo mismo que la suspensión de un contratista o proveedor concreto. También difiere de la rescisión, que es un cese permanente de la ejecución.

Suspender a un contratista o proveedor significa suspender a la parte de participar en el proceso de licitación o de firmar un acuerdo durante un cierto periodo de tiempo debido a un incumplimiento de contrato u otra infracción.

La suspensión y la rescisión están estrechamente relacionadas. El resultado final de una suspensión puede ser el mismo que el de una rescisión, dependiendo de cómo esté redactado el acuerdo. En general, cualquiera de las partes puede rescindir el acuerdo una vez finalizado el periodo de suspensión acordado.

En ocasiones, una parte puede suspender un contrato para tener tiempo de pensar cómo proceder con un proyecto. Mientras la parte mantenga las cosas dentro de unos límites razonables, la otra parte suele considerarlo aceptable. Es importante tener en cuenta qué ocurre cuando se reanuda la ejecución tras la suspensión.

Debe haber una disposición en el contrato que describa las condiciones necesarias para que cualquiera de las partes suspenda o rescinda el acuerdo. Estas condiciones pueden figurar en las condiciones generales del contrato. La suspensión no implica necesariamente la rescisión.

Rescisión de contrato en la construcción

En estas situaciones, el empresario puede ofrecerle un trabajo alternativo que reduzca el riesgo, aunque no esté estipulado en el contrato. Si este trabajo alternativo es razonable, no puede optar por ser suspendida en su lugar.

Si estás embarazada, tu empresa debe realizar una evaluación de riesgos de tu puesto y tus condiciones de trabajo para eliminar cualquier riesgo para tu salud y la de tu bebé. Si no puede ofrecerte una alternativa razonable y segura a tu puesto de trabajo, puede suspenderte con sueldo completo.

Duración de la suspensión: Puedes ser suspendida mientras dure tu embarazo o mientras exista un riesgo para tu salud y seguridad o la del bebé y no exista una alternativa adecuada para evitar ese riesgo.

Puede ser suspendida con sueldo completo si se han presentado alegaciones de mala conducta contra usted y se están investigando. La suspensión con sueldo completo no es un castigo, sino parte del proceso de investigación en un procedimiento disciplinario para muchos empresarios.

La empresa debe justificar claramente la suspensión y explicarte qué otras opciones se han barajado en lugar de la suspensión. Si te suspenden por las acusaciones que pesan sobre ti, tienes derecho a conocerlas.

¡Vota!
Scroll al inicio
Ir arriba